Traducción Jurídica

La Traducción Jurídica abarca la traducción de documentos oficiales y de titularidad pública o privada con contenidos legales y jurídicos.

El traductor de textos jurídicos debe ser un traductor especializado en el área del derecho. En este sentido, además de poseer un conocimiento extenso de las lenguas de origen y destino de la traducción, debe tener un amplio conocimiento del sistema legal de los países de origen y destino (que pueden presentar enormes variedades) para que la traducción resultante sea correcta y no de lugar a confusiones en cuanto a su interpretación.

TIPOS DE TRADUCCIONES ESPECIALIZADAS

9
Traducción Jurídica

TRADUCCIÓN JURÍDICA versus TRADUCCIÓN JURADA

La traducción jurídica puede ser simple o jurada. La que es jurada va firmada y sellada por un traductor jurado reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación(MAEC).

Las otras, es decir, las simples deben estar sujetas a los mismos controles de calidad que el resto de las traducciones pero a diferencia de las juradas no van selladas ni firmadas por un traductor jurado.

Algunos ejemplos de traducción jurídica son:
  • Contratos y acuerdos privados, entre empresas y particulares: contratos de compraventa o de alquiler, acuerdos comerciales,  etc.
  • Documentos notariales: escrituras de constitución de empresas, estatutos, poderes, etc.
  • Certificados de registros civiles y mercantiles: testamentos, declaraciones de herederos, actas, etc.
  • Documentos judiciales: demandas, sentencias, querellas, recursos, autos, etc.
Solicita tu presupuesto online de traducción o interpretación sin compromiso