La Era Digital nos ha abierto enormes posibilidades a la hora de internacionalizar nuestras empresas, sobre todo, si son negocios virtuales. Sin embargo, las barreras idiomáticas son un factor común con el que tropezamos y que, muchas veces, no sabemos cómo afrontar. Dejar el trabajo de la traducción en manos de inexpertos o personal incapacitado nos conduce a generar errores que se traducirán en pérdidas. En consecuencia, un traductor profesional en el marketing digital resulta indispensable en las campañas virtuales. Veamos por qué.

El traductor profesional: pieza clave en el marketing digital

La intervención de un traductor profesional abarca todo el proceso del mercado internacional, pero cuando hablamos de marketing digital, nos referimos esencialmente a la traducción y adaptación de todo el contenido digital al idioma del país de destino. Por ejemplo, páginas web, redes sociales, ebooks, newsletter, subtítulos de vídeos corporativos, catálogos, información sobre servicios y productos, etc.

Para ahorrar costes y minimizar la intervención humana, algunas empresas cometen el error de utilizar métodos de traducciones automáticas, lo que en la mayoría de los casos cambia el significado de lo que realmente se pretende comunicar.

Una traducción automática nunca te brindará la calidad de un buen profesional, ya que no se trata solo de sustituir una palabra por otra en un idioma diferente, sino de comprender todo lo que engloba su cultura, lo que en el sector de la traducción llamamos localización.

¿Qué es la localización y por qué es tan importante en marketing digital?

Localizar, dicho de manera simple, es traducir un idioma empleando apropiadamente todos los elementos culturales de la población, región, o país al que va dirigido, con el propósito de producir en el cliente confianza y cercanía hacia el producto o servicio que se le ofrece.

La localización, incluso, puede advertir el uso apropiado de colores, símbolos o imágenes, no solo del texto. Por eso, es de suma importancia contar con un excelente profesional en el campo de la traducción.

Muchas veces creemos que una estrategia de marketing exitosa puede ser tan productiva en un país como en otro, y nos equivocamos. Una mala aplicación de localización en la traducción puede llevarnos a errores catastróficos. Disponemos de multitud de ejemplos a lo largo de la historia. La localización debe convertirse en tu prioridad si pretendes acercarte con éxito a un cliente.

¿Una buena traducción ayuda a un mejor posicionamiento web?

Un traductor profesional también se encargará de conseguirte un mejor posicionamiento web, ya que la correcta traducción de etiquetas, meta descripciones, atributos a nivel SEO, y una buena redacción de tu contenido, son considerados por Google para aumentar tu visibilidad en los resultados de búsqueda.

En resumen, si quieres tener éxito internacionalizando tu negocio, debes tener en cuenta que:

– Una buena localización no te asegura el éxito inmediato, pero una mala traducción sí puede conducirte al fracaso.

– Un profesional te garantiza calidad en la traducción y, en consecuencia, resulta esencial para tu empresa.

Como ves, el éxito de una buena traducción reside en que el lector no note que se halla frente a un texto transformado. Por ello, resulta decisivo disponer de un traductor profesional en el marketing digital.