Los denominados traductores jurado puede recibir solicitudes de traducciones juradas u oficiales en idiomas distintos al castellano. Son fundamentales para poder utilizar documentación oficial escrita originalmente en una lengua distinta a la que necesitamos adaptar. Muchos trámites, como matrimonios, prolongación de estudios o consultas médicas no podrían realizarse sin la firma y el sello de estos profesionales. Sin embargo, el problema surge cuando necesitamos una traducción jurada entre idiomas extranjeros. ¿Qué debemos hacer entonces?

La entidad que reconoce y publica la lista de traductores jurados o traductores oficiales es el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. La agencia Enai traductores oficiales puntualiza que “solo las combinaciones al o desde el castellano tienen traductor jurado o traductor oficial reconocido por el Ministerio”.

Por lo tanto, si se necesita una traducción jurada del italiano al inglés, por ejemplo, las opciones son:

1. Contratar un traductor jurado o traductor oficial en esos países.

2. Realizar una traducción jurada del italiano al castellano y de éste al inglés.

Enai traductores oficiales aconseja que  “la solución más sencilla, aunque la más cara, es optar por esta segunda alternativa, ya que al estar los traductores jurados o traductores oficiales en España, los tiempos de respuesta son más rápidos que contratando dichas traducciones juradas o traducciones oficiales en el extranjero”.