La profesión de traductor oficial o traductor jurado podría dejar de existir, puesto que desde hace varios años el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación no presenta convocatorias para los exámenes de traductores e intérpretes jurados.

El motivo, sin conocerlo por fuentes oficiales, puede ser la cuasi desaparición de la figura del traductor oficial o traductor jurado, gracias a un dictamen de la Unión Europea.

Los traductores oficiales o traductores jurados están a la expectativa de cómo afectará esta modificación del Reglamento del Parlamento Europeo a su función. De este dictamen se desprende que no se necesitará realizar la traducción jurada de los documentos emitidos por órganos oficiales de los estados miembros de la UE.

Empresas de sector como la agencia de traducción oficial Enai, consideran que la figura del traductor oficial no desaparecerá, aunque creen que habrá determinados documentos, como por ejemplo: certificados de nacimiento, DNI, Pasaportes… que tienen una forma estándar, los cuales no necesitarán traducción jurada.

En cambio, mantienen que la figura del traductor jurado u oficial seguirá siendo necesaria para las traducciones juradas de escrituras, anotaciones al margen de los certificados y muchos más documentos habituales que no siguen ninguna forma estándar.

Puede consultar el dictamen del Comité Económico y Social Europeo que afecta a los traductores oficiales o traductores jurados.